¿Quién puso los naranjos en las calles de Sevilla?

16/10/2016
Hoy en día estamos acostumbrados a ver las calles de Sevilla pobladas de naranjos, pero no siempre fue así. La culpa de que las calles se perfumen de azahar cada primavera es del arquitecto Aníbal González.

González, designado director de obras de la Exposición Iberoamericana de 1929, decidió sacar a las calles durante aquella transformación de la ciudad lo que antes era solo el privilegio de los jardines privados: los naranjos. Desde 1910, la ciudad se poblaría de naranjos y estos se convertirían en un emblema de Sevilla.

Localización

Plaza Pintor Amalio García del Moral 6. España, .Sevilla, España