El cigarrillo, invento sevillano

23/10/2016
Aunque pasarían muchos años hasta que se patentara y se comercializara en cajetillas, el cigarrillo nació en Sevilla mucho antes, cuando la Real Fábrica de Tabacos -hoy Rectorado de la Universidad de Sevilla- estaba a pleno rendimiento.

El tabaco, traído de América a través de los barcos que atracaban en el Puerto de Sevilla, era un bien tan preciado que su custodia en la Fábrica incluía un foso que hoy sigue como testigo en la calle San Fernando. El tabaco se trasladaba en carros hasta la Fábrica de Tabacos y, por el camino, algo caía de los pesados fardos hasta el suelo.

Dicen que entonces, los mendigos de la ciudad recogían aquellos restos y los envolvían en papel de arroz para fumárselos. Un invento hijo de la picaresca y el ingenio de los mendigos sevillanos.

Localización

Plaza Pintor Amalio García del Moral 6. España, .Sevilla, España