40 noches: Una rosa nacida de una gota de sangre

15/03/2017
Es uno de los símbolos más hermosos que haya visto la Historia de la Semana Santa. Es el broche perfecto para lo que podría ser un cuadro de Caravaggio. El misterio del traslado al sepulcro de Santa Marta es la cúspide de la perfección. El imponente trabajo de la madera, la talla expresiva, el conjunto perfectamente armónico, los ricos terciopelos, los lirios colocados al milímetro… y una rosa roja bajo la mano del imponente Cristo de la Caridad.

De la mano muerta del redentor dice la voz popular que cae una última gota de sangre, de la que brota la perfección de una rosa roja. Pero, ¿de dónde viene esa rosa, ese detalle que supera la perfección de este misterio? En una entrevista en 2013 el misionero claretiano Antonio Sanjuán se atribuía haber sido el primero que colocó en el paso de Santa Marta la rosa roja. Aquello habría sucedido el primer año, pero la historia es mucho más profunda y tiene a un rostro conocido como protagonista.

En los años 70, los trabajadores de Radio Sevilla, la decana de las ondas hispalense, enviaban una caja con una rosa roja a cada una de las hermandades sevillanas, con una caja firmada por el periodista que era cabeza visible de la cadena: Iñaki Gabilondo. Uno de aquellos años, la esposa de Gabilondo estaba muy enferma. Al llegar la rosa, se estaban perfilando los detalles del paso. Miembros de la junta de la hermandad decidieron entonces que la rosa fuera encima del paso, bajo la mano del Cristo de la Caridad.

Desde entonces, como agradecimiento, Gabilondo, ya lejos de Sevilla, siguió mandando una rosa o un ramo a la Hermandad de Santa Marta. Se vinculó para siempre con la corporación de San Andrés y siempre que viene a Sevilla, se le ve en la parroquia. Esta Semana Santa, la rosa volverá a estar ahí, como un milagro siempre nuevo.

Y, como contó Fernando Carrasco en ABC hace unos años, esa rosa tendrá una nueva vida una vez termine la estación de penitencia. Ya que cuando se cierran las puertas de San Andrés, los hermanos toman la rosa en sus manos y la hacen llegar, como un valioso tesoro, a algún hermano que se encuentre enfermo.

Localización

puerta de jerez s/n. 41004, sevilla.sevilla, españa