Las dos caras de Sevilla

26/04/2017
Si hay una fuente que represente las dos caras de Sevilla esa es la que se encuentra en la Glorieta de San Diego. Aunque muchas veces pase desapercibida, hoy nos pararemos a contemplarla.

Curiosamente esta obra se llama Fuente de Hispania, por la figura que la preside en el arco central de Manuel Delgado Brackenbury. Esta representa a España con sus símbolos de realeza y el poder: la corona, el león y la bola del mundo. A sus lados, las dos esculturas de Enrique Pérez Comendador sí que representan a la ciudad de Sevilla en sus dos vertientes: sacra y profana. Mientras la de la izquierda refleja la riqueza espiritual de Sevilla y por ello sostiene una imagen de la Inmaculada, la de la derecha es la riqueza material, de ahí que porte frutas recuperando el antiguo símbolo del cuerno de la abundancia.

Muy cerca hay otras fuentes en las que también podréis reconocer la firma de Brackenbury: en la fuente de Híspalis que preside la Puerta de Jerez, en las esculturas de la Glorieta de Covadonga del Parque de María Luisa y en la Fuente de las Cuatro Estaciones que se encuentra en la cercana Glorieta del Cid. Todas enmarcadas en las obras de la Exposición de 1929.

Localización

Calle San Fernando, 23 . , sevilla.sevilla, españa