Cafeterías con encanto para pasar la tarde

17/05/2017
Sevilla es un lugar con un ritmo de vida tranquilo, sin el ajetreo de otras grandes capitales. Aquí la vida se disfruta a un ritmo más lento y se vive más en la calle. Incluso tomar café puede ser una buena experiencia para disfrutar de Sevilla. Te proponemos algunas cafeterías con encanto repartidas por la ciudad.

- Gastrosol (Mirador superior de Las Setas, Plaza de la Encarnación)

Nos vas a decir que te parece un poco caro pero, ¿cuánto cuesta tomarte un café en el cielo de Sevilla?. A la altura del mirador de la estructura de madera más grande del mundo, esta cafetería te ofrece un gigantesco ventanal con vistas a los tejados de la ciudad y, cuando anochece, una genial puesta de sol con la silueta de la catedral recortada en el horizonte. Quizá en el precio del café haya que pagar las vistas, pero creemos que merece la pena. Si vas acompañado de tu pareja y esto no te hace ganar puntos, nada lo hará.

- Génova (Avenida de la Constitución)

Este establecimiento, que tiene el buen gusto cada día de colgarnos fotos históricas en su cuenta de Twitter, se está convirtiendo en un referente gastronómico de la principal zona turística de la ciudad -aquí nada de jamón cortado con el grosor de un solomillo ni paella que está para coger azulejos-. Su ambiente moderno y su cristalera con vistas al Archivo de Indias te dará esa estampa que decía el Cardenal Amigo que le encantaba del entorno de la catedral, con la plaza mojada por la lluvia a las dos de la madrugada. No pienses que es para turistas, que dentro vas a oír más español del que te piensas.

- 20 Pasos (Hotel EME, Calle Alemanes)

Más céntrico imposible. Esta cafetería que pertenece al Hotel EME de la calle Alemanes es un lugar que se complementa con la preciosa y agradable terraza que el hotel tiene en su azotea. Puedes tomar café mientras ves el sol iluminar el muro del Patio de los Naranjos, recién restaurado. Es otro de esos sitios en los que no solo admirar la belleza de esta ciudad, sino disfrutar de una de las mejores vistas sintiéndote como un rey. Si buscas sorprender en una ocasión especial, es una buena opción.

- Ochoa (Sierpes, 45)

Probablemente junto con la confitería La Campana, nadie lleva haciendo dulces en Sevilla tanto tiempo como ellos. Con más de un siglo de historia, esta cafetería te ofrece no solo un gran café, sino también el privilegio de tomar uno de sus exquisitos batidos de helado -qué recuerdos de infancia…- o probar un pastel de su abundante expositor. Es muy probable que los quieras todos, pero intenta mantener la cabeza fría.

- Red House (Amor de Dios, 7)

Para resumirte un poco lo que puedes encontrarte aquí es como si tomaras café en el salón de un amigo que se fue de Erasmus a Berlín y ahora ha decorado su casa con un montón de cosas distintas que, juntas, quedan sorprendentemente bien. Un ambiente distendido, sofás, un buen café y grandes ventanales hacen de este lugar un entorno mágico para una tarde de lluvia. Si pasas del café, tienen unas tartas y unos batidos dignos de mención. Si el café se te alarga, las tapas no tienen desperdicio. Y el fin de semana, tienen brunch.

Localización

Ronda de Triana, 1 . , sevilla.sevilla, españa