13 plazas de Sevilla donde tomar una cerveza al sol

17/05/2017
Tomarte una cerveza al sol es uno de los planes sencillos con los que disfrutar de una forma más auténtica de la vida de las calles de Sevilla. Te recomendamos algunas plazas donde disfrutar del sol de Sevilla mientras tomas un refresco y ríes con amigos.

1. Plaza del Salvador

Cuando los sevillanos terminan sus clases en la universidad o salen de trabajar, muchos se acercan hasta la Plaza del Salvador. En esta plaza amplia en pleno centro hay varios bares tradicionales que cuentan con terrazas en su exterior. La gente viene aquí a relajarse, a encontrarse con sus amigos y a tomar algo antes de volver a casa a cenar. Un lugar bullicioso donde sentir la vida de la ciudad.

2. San Andrés

Es una de nuestras plazas favoritas de toda la ciudad. Pequeña, tranquila y con mucho encanto, a pesar de estar a solo un paso de la calle Orfila y de la bulliciosa plaza de la Campana. Aquí se puede respirar otra Sevilla, más añeja y más serena, lejos de las plazas preparadas para el turismo de las calles de Santa Cruz. San Andrés es un regalo, y por eso hay que disfrutarla como tal. Un par de bares instalan allí sus terrazas en una zona prácticamente peatonal, con el cobijo de los naranjos y la humildad de la iglesia de San Andrés en un lado de la plaza. Un lugar ideal para un café a media tarde, pero también para una cerveza a mediodía.

3. Plaza de la Alfalfa

La Alfalfa tiene tanta historia que su suelo ha visto pasar a todas las civilizaciones por Sevilla, y por eso sentarse en uno de sus bares añejos al sol un sábado antes de comer es encontrarse de cara con la Historia. Llena de bares de toda la vida en los que sentir que la vida puede ser más sencilla.

4. San Román

San Román es tan plaza y es tan barrio, que tiene su propia cuenta de Twitter. San Román es un viaje a otro tiempo, en el que todo era más sencillo y la vida más vivida. No busques aquí la comodidad de un chill out, porque aquí solo vive lo auténtico. Una cerveza en una mesa alta, esquivar a los transeúntes y fascinarse en los silencios con el mudéjar de la torre de su iglesia. Y no hay más.

5. San Marcos

En el mismo eje de la larga calle San Luis, la siguiente parada mudéjar es San Marcos. Plaza tranquila y algo olvidada por algunos, tiene veladores en las cercanías de la piedra antigua de su templo. Cuidado porque los veladores son escasos, pero merece la pena si buscas tranquilidad. Si vas temprano, te aseguramos que no querrás levantarte de la mesa hasta que se vaya el sol.

6. Virgen del Sol

Si vives por la zona este de la ciudad y no te apetece ir hasta el centro, es una gran opción adentrarse en El Plantinar. Dentro de este barrio de origen humilde encontrarás que la calle Virgen del Sol se ensancha en su tramo central. Aunque no es literalmente una plaza, te recomendamos que te sientes en las mesas de Los Cántaros. En este bar sencillo encontrarás una larga lista de tapas, y aunque el tráfico pasa bastante cerca, aquí hay tanta doble fila que no vas a ver ni los coches.

7. Pescadería

Al final de la Cuesta del Rosario hay una plaza. La Plaza de la Pescadería es ese ensanche cómodo y peatonal que hace la cuesta y en la que abundan las terrazas. Allí bares muy tradicionales y con un toque moderno se dan la mano en la plaza. Un lugar con mucho ambiente en el que sentarte a disfrutar de la vida.

8. Curtidores

Es una joya casi extramuros. Vale que puede que no sea la plaza más bonita del mundo, pero es muy íntima. Se accede por una calle perpendicular de Menéndez Pelayo antes de llegar al cruce con la calle La Florida. Tiene pocas mesas, así que date prisa o bébete un par de cervezas de pie antes de sentarte. Te sorprenderá su silencio a pesar de estar tan cerca de la ronda histórica.

9. Gavidia

Con la estatua del capitán Daoiz presidiendo la plaza –uno de los que dieron su viuda en la defensa de España en la Guerra de la Independencia contra los franceses-, esta zona puede presumir de tener unos cuantos bares bastante buenos en los que echar el domingo. Además, si tienes ganas de cambiar de sitio para la tercera ronda, subiendo la calle Cardenal Spínola tienes la Plaza de San Lorenzo, donde puedes sentarte también a disfrutar del buen día. Eso sí: cuidado con los niños jugando a la pelota, que los carga el diablo.

10. Monsalves

Esto tampoco es una plaza. De hecho es casi un recodo, un ensanche mínimo quizá fruto de un urbanismo anárquico. En la calle Monsalves, junto al Museo de Bellas Artes, hay un momento en que la calle se convierte una placita. No tiene pérdida: solo hay un ensanche y, en él, solo un bar. Es una tasca de las de toda la vida, y solo para los valientes que crucen la calle San Eloy sin caer en la tentación de meterse en El Patio de San Eloy y beberse un par de jarras heladas de Cerveza.

11. Esquina de la calle San José con Levíes

En esta esquina, nos encontramos con la terraza del Levíes. Este sitio sí que es TOP: una plaza encantadora con árboles y la fachada de una pequeña iglesia de frente, en una calle estrecha y con una carta de tapas con unas salsas para mojar pan hasta que se acabe. No os arrepentiréis, y si vais en una primera cita, pareceréis bohemios a la par que costumbristas.

12. San Juan de la Palma

Hay plazas para beber cerveza, pero esta es la plaza favorita de muchos. Tiene un señorío que pocas plazas tienen en Sevilla. También es una plaza muy familiar, ya que tiene columpios para los niños.

13. Plazuela de Santa Ana

Esta pequeña plaza en el barrio de Triana es un lugar que no cuenta con el bullicio de la calle San Jacinto. Bares no te van a faltar en esta plaza idílica a los pies de la torre de la Parroquia de Santa Ana, llamada la ‘Catedral de Triana’. En esta plaza se está en la gloria, entre la frondosidad de los árboles y pisando un suelo de barrio puro.

Localización

Ronda de Triana, 1 . , sevilla.sevilla, españa