8 cosas que no sabías sobre San Fernando y el barrio de San Bernardo

30/05/2017
Para acercarte un poco más la relación entre el Rey Santo y el arrabal más torero de nuestra ciudad, te vamos a contar 8 detalles sobre aquellos días y sobre lo que hoy es la historia de un barrio con señorío que un día fue campamento de tropas cristianas.

1. La calle Cofia se refiere a una leyenda sobre Garci Pérez de Vargas, el temido lugarteniente del rey. Al parecer, Pérez de Vargas pasó ante un grupo de musulmanes durante el asedio y los enemigos no se atrevieron a decirle nada por su temida fama. Cuando llegó al campamento, se dio cuenta de que se le había caído la cofia que protegía su cabeza, y ni corto ni perezoso, volvió a introducirse en terreno enemigo para recogerla, desafiando por segunda vez a los musulmanes y saliendo indemne. Muchas otras calles aluden a aquellos días de conquista, como Valme, Santo Rey, Campamento o Huestes.

2. El Infante Don Alfonso, luego Alfonso X el Sabio, tenía su campamento en los aledaños de la Puerta de Carmona. Desde allí escuchó que los musulmanes, antes de entregar la ciudad, querían tirar abajo la mezquita y el minarete. Según la leyenda, el luego rey sabio sabía de la calidad de la construcción y se enteró, y amenazó con pasar a cuchillo a toda la población si movían un ladrillo del alminar. Ese alminar sería luego la Giralda, emblema de la ciudad.

3. El nombre del arrabal, San Bernardo, viene precisamente del día de la llegada de San Fernando a estos terrenos para instalar uno de sus campamentos en el asedio a la ciudad. Fue el 22 de agosto de 1247, día en que se celebraba la festividad del monje.

4. La Parroquia de San Bernardo, si bien es posterior, tiene su origen en una ermita que el propio Rey Santo mandó levantar en la zona y de la que ya no quedan restos.

5. San Fernando inició contra la ciudad musulmana la estrategia del hambre, impidiendo el suministro de la urbe. También hizo que les faltara el agua, impidiendo el suministro de la ciudad taponando el Acueducto, los Caños de Carmona, en la cercana Luis Montoto. Este acueducto romano había sido resucitado por los propios musulmanes para abastecer la ciudad y el agua entraba a la ciudad junto a la Puerta de Carmona.

6. Aprovechando su condición de extramuros, se saqueó durante la contienda un arrabal extramuros que se encontraba a las orillas del Tagarete y hoy bajo la manzana abandonada de La Florida, el llamado Benialofar, que luego pasó a ser una escombrera y del que hoy pueden verse los cimientos de las casas en el citado solar.

7. Curiosamente, la primera misa celebrada por la toma de Sevilla a la que asistió el Rey Santo no fue en la entonces ermita de San Bernardo, sino en el Monasterio de Santo Domingo de Silos, levantado sobre basílica visigótica y que hoy está en algún lugar bajo la Parroquia de San Benito.

8. Tras la toma de la ciudad, el Palacio de la Buhaira fue cedido por el hijo de Fernando III, Alfonso X, al rey árabe de Niebla, que había ayudado al rey santo en la conquista de la ciudad. Por ello la zona recibe el nombre de Huerta del Rey. Tras la muerte del rey árabe, volvió a manos de los castellanos, y allí vivieron importantes validos de los reyes de Castilla como Don Álvaro de Luna.

Localización

Av. de Ramón y Cajal 8. 41005, Sevilla.Sevilla, España