Tres detalles sobre la fuente-farola de la Plaza de la Virgen de los Reyes

18/08/2017
Es de esos elementos que, por haber estado siempre en nuestro imaginario colectivo, siempre pensamos que han estado ahí desde tiempos inmemoriales. Pero no fue así. Hoy nos vamos a acercar a la fuente que hoy llena de una sinfonía acuática la Plaza de la Virgen de los Reyes a través de tres curiosidades.

- Efectivamente no siempre hubo una fuente ahí, mucho menos una que incluyera una farola. Fue encargada para la exposición de 1929 a José Lafita, dentro del proyecto de reurbanización de muchas de las plazas de la ciudad.

- Otro detalle es su inspiración. Su creador se inspiró para el diseño en el templete de la mal llamada Virgen del Triunfo, en realidad Virgen del Patrocinio. Es ese monumento que vemos en la Plaza del Triunfo junto al Archivo de Indias cercado por una reja. Ese monumento que luego dio origen a la Plaza del Triunfo, se levantó para recordar el milagro de la salvación de los fieles que estaban en misa en la Catedral durante el terremoto de Lisboa. En el lugar donde se alza el monumento, fue donde se terminó la misa al aire libre.

- Como detalle último, el monumento iba a tener un cuerpo más formado por cuatro columnas, pero pensando que podía ser demasiado llamativo para el entorno y demasiado alto, se suprimió. El remate superior en herrería fina es obra de un jovencísimo Fernando Marmolejo (entre 15 y 16 años), autor entre otras muchas cosas de las azucenas que rematan el campanario de la Giralda.

Localización

Cardenal Bueno Monreal 18. 41013, Sevilla.SEVILLA, España