Siglos de excelente pan

22/09/2017
Parte de la Historia de Sevilla no podría entenderse sin otras localidades cercanas que enriquecieron su día a día. Como hoy os escribimos a la hora del desayuno, vamos a hablaros de la llamada Alcalá de los Panaderos, oficialmente De Guadaira.

Durante siglos, el mejor pan que llegaba a Sevilla venía procedente de las manos artesanas de Alcalá. Literatos como Washington Irving hablan de Alcalá y de su relación por el pan en su diario de viaje desde Sevilla a Granada. La fama del pan de Alcalá, con la harina molida en sus numerosos molinos hidráulicos, era gigantesca. Y comenzó llegando a Sevilla en mulos desde la cercana ciudad. Más adelante, desde el tercer tercio del siglo XIX y hasta los años 60 del pasado siglo, el tren era el que traía el pan al alba.

Esta línea de tren era apodada como 'El tren de los Panaderos', y recorría la línea Sevilla-Alcalá hasta la antigua estación de la Enramadilla, esas naves medio derruidas que hoy vemos en el solar de la calle Campamento, en San Bernardo. De hecho, tras la reurbanización de esta zona, los ayuntamientos de Alcalá y Sevilla decidieron plasmar en el recuerdo aquel tren, por lo que nombraron una de las calles que da a Enramadilla como "Tren de los Panaderos".

Localización

Cardenal Bueno Monreal 18. 41013, Sevilla.SEVILLA, España