Un entierro singular en el Hospital de la Caridad

03/11/2017
El Hospital de la Caridad, y en especial la Iglesia de San Jorge, es una maravilla en la que Valdés Leal, Murillo, Bernardo de Pineda, Pedro Roldán y Leonardo de Figueroa unieron su buen hacer en las artes para crear un prodigio de belleza.

Pero hoy vamos a detenernos en el prodigioso retablo en el que vemos el precioso Entierro de Cristo del maestro Roldán. Esta obra maestra tiene, sin embargo, algunas peculiaridades que lo hacen más especial. Y es que habla de la primitiva labor de la Hermandad de la Santa Caridad, que recogía los cuerpos de los ahogados en el río, los muertos en la calle y los condenados.

La composición de la escena del entierro está resuelta de acuerdo con las reglas de la Hermandad de la Santa Caridad para los enterramientos de pobres y ajusticiados, que estipulaban que dos hermanos debían recoger el cuerpo del ajusticiado en sus brazos, como habían hecho José de Arimatea y Nicodemus con el de Cristo, para entregarlo después al hermano mayor. Tal actitud parece que es la que adoptan Arimatea y Nicodemus en la representación, mientras que San Juan, que aparecen en centro del grupo, ocuparía el papel del hermano mayor de la Caridad. Un retablo magnífico que, como el resto de la iglesia, dice más de lo que parece decir en cada detalle. Os lo iremos contando poco a poco.

Localización

Cardenal Bueno Monreal 18. 41013, Sevilla.SEVILLA, España