Una calle amurallada

14/12/2017
Hay sitios en la ciudad en los que la Historia nos está hablando a gritos y no la estamos escuchando. Es el caso de la antigua muralla almohade y luego cristiana, que no para de mandarnos señales.

Hoy vamos a irnos al tramo que, durante el reinado cristiano, cercaba la Judería aislándola del resto de la urbe. La muralla de la judería arrancaba en la zona de la Plaza de la Alianza y acababa en los aledaños de la Puerta de Carmona, encerrando dentro de sus muros los actuales barrios de San Bartolomé y Santa Cruz. Centrándonos en su zona más cercana al Alcázar, podemos ver hoy claramente su trazado, ya que sobre este trazado se abrieron las calles. Podemos caminar por encima de la muralla sin problemas, sin saber que está debajo de nuestros pies.

Empezaríamos en la torre de la esquina de la Plaza de la Alianza con Alcazaba, y desde ahí la muralla recorría lo que hoy es Rodrigo Caro en dirección a Mateos Gago. Allí, la muralla subía por Mateos Gago, pasando por delante de la Parroquia de Santa Cruz y llegaba hasta la calle Fabiola donde, afortunadamente, conservamos un lienzo de muralla de la Judería que es visible al pasear. Las fotos que os adjuntamos desvelan lo que sigue debajo de la calle Mateos Gago, una visión clara de la muralla que sigue ahí y que pudo fotografiarse en 1989 con motivo de unas obras. ¿No es fantástico que bajo nuestros pies haya tanta Historia?

Localización

Cardenal Bueno Monreal 18. 41013, Sevilla.SEVILLA, España