Sorolla pintando en el Monasterio de San Clemente

28/02/2018
Sí, efectivamente el pintor valenciano de la luz, Joaquín Sorolla, estuvo en nuestra ciudad precisamente para pintar su espectacular cuadro 'Los Nazarenos', en el que recrea una procesión en Sevilla.

Sorolla llegó a Sevilla en marzo de 1914, y se quedó en la ciudad un mes. Su objetivo era ver las procesiones de Semana Santa y pintar una obra que representara el cariz cultural y pictórico de las mismas, con destino a la Hispanic Society de Nueva York, donde a día de hoy sigue conservándose el cuadro. Por mediación del escultor Joaquín Bilbao, buscaron al pintor valenciano un lugar tranquilo para pintar, y ese fue el Monasterio de San Clemente, junto a la Puerta de la Barqueta (en la foto superior lo vemos pintando en el compás del convento).

Aquel mes, Sorolla estuvo disfrutando del sol y de la paz del compás del convento mientras pintaba, pero para reconstruir una escena tan espectacular como la que se ve en el cuadro, necesitaba modelos para recrear una multitud auténtica y mucho tiempo. Por cierto, que mucho se ha especulado con qué palio es el que pintó Sorolla en su cuadro, aunque no se ha llegado a nada en firme. Mientras los nazarenos parecen ser de La Carretería, el palio no encaja con ninguno de los que ha tenido esta corporación. Quizá pueda ser el de Montesión. Quizá solo la composición perfecta de las vivencias de Sorolla.

En sus cartas a su mujer Sorolla retrata cómo fue el proceso de creación de esta obra, y nos cuenta algo muy interesante. Cómo pidió a los responsables del convento que le trajeran a vecinos del barrio para que le sirvieran de modelos para el cuadro. Por ello, hoy podemos decir que aquellos sevillanos humildes del entorno de la Alameda son hoy una obra de arte que ven miles de personas al año en Nueva York. Para ver el cuadro al detalle, acabamos de colgarlo en nuestra página de Facebook. ¡Búscanos!

Localización

Cardenal Bueno Monreal 18. 41013, Sevilla.SEVILLA, España