Cuando El Silencio dijo que no salía

03/04/2018
Sabemos que ya hemos dejado atrás la Semana Santa y que tenéis el cuerpo de Feria, pero queremos contaros una historia que habla de una carrera oficial atípica.

La foto corresponde a la calle Alemanes donde, sorpresa, hay sillas. ¿Pasaba la carrera oficial en aquellos años por la calle Alemanes? Sí y no. La causa es algo bastante importante en la historia de la ciudad: el hundimiento del cimborrio y, son él, del crucero de la Catedral en 1888. Un año después, cuando se acercaba la Semana Santa, las hermandades constataron que no podrían pasar por el interior del primer templo de la ciudad. ¿Cómo harían entonces estación de penitencia? Durante una década -aunque las obras de la Catedral duraron tres-, se instaló un altar portátil en la Plaza del Triunfo ante el que se realizaba la estación de penitencia.

Pero la Hermandad de El Silencio decidió no salir aquel primer año, por una sencilla razón: sus reglas no contemplaban hacer estación de penitencia a un altar portátil, sino al interior de la Santa Iglesia Catedral. Entendieron entonces en la primitiva hermandad de nazarenos de Sevilla que no había posibilidad de realizar la estación de penitencia, por lo que no pudieron su cortejo en la calle. Por cierto, aquella idea del altar portátil no caló en la gente, y años después se buscaron otras fórmulas.

Localización

Cardenal Bueno Monreal 18. 41013, Sevilla.SEVILLA, España