La primera enciclopedia y Sevilla

27/04/2018
Sí, no es una locura decir que el germen de la primera enciclopedia, la primera compilación ambiciosa al estilo de las enciclopedias actuales de todo el saber fue obra de un santo muy sevillano: San Isidoro de Sevilla.

No lo sabemos al 100%, pero la mayoría de las corrientes de estudio indican que nació en la capital hispalense -otras, en Cartagena-. Y sí que sabemos que estudió en nuestra escuela catedralicia. Las 'Etimologías' de San Isidoro de Sevilla, obispo por más de tres décadas de la ciudad, están consideradas una obra ambiciosa y que nos muestra el saber del siglo VII en 20 tomos estructurados en 448 capítulos en los que se tratan temas que van de la teología a las ciencias naturales, de la medicina a las bellas artes. Gracias a aquella obra fue posible la conservación de la cultura romana de la antigua Hispania tras la llegada de los pueblos bárbaros a la península.

Como curiosidad, en sus 'Etimologías' se recogen algunos términos que podríamos considerar modernos como la 'alopecia' o el 'cáncer'. Y dedica capítulos a la dietética, a la medicina, a los deportes de la época o a la astronomía.

En 2001, tras el nacimiento de Internet, se decidió nombrarlo patrón de Internet. No en vano tanto esta como sus 'Etimologías' tienen el mismo trasfondo: acoger todo el saber en un mismo lugar.

Localización

Cardenal Bueno Monreal 18. 41013, Sevilla.SEVILLA, España