"¡Váleme Señora!"

13/06/2018
Eso fue lo que exclamó el Rey Fernando III cuando veía a sus tropas abatidas en un lugar entre Dos Hermanas y Sevilla mientras intentaba tomar la imponente Isbilia. La historia de esta exclamación dio lugar, según la tradición, a la advocación de la Virgen de Valme, patrona de Dos Hermanas.

Este año se celebran 45 años de la coronación de la Virgen de Valme, y por eso el 23 de junio saldrá a las calles de su localidad de manera extraordinaria. Es un buen momento para remontarnos a sus orígenes, algo legendarios, y que dan nombre a una calle del barrio de San Bernardo de la capital -ya sabéis que todas las calles del barrio de los toreros tienen nombres relacionados con la conquista cristiana de la ciudad-.

Dicen que estaba el rey en 1248 en la zona del Cerro de los Cuartos, en los aledaños de lo que hoy sería Bellavista, cuando vio a sus tropas agotadas y abatidas ante los problemas que estaban teniendo para tomar la ciudad. Por ello, mirando al cielo, se encomendó a la Virgen diciendo: ""¡Váleme, Señora, que si te dignas hacerlo, en este lugar te labraré una capilla, en la que a tus pies depositaré como ofrenda, el pendón que a los enemigos de España y de nuestra Santa Fe conquiste!".

Tras esto, Pelay Correa, uno de sus soldados más importantes -y con calle en Triana-, clavó su espada en el suelo, y del agujero brotó un manantial que sació la sed de todo el ejército. Es el hoy conocido como 'Fuente del Rey'. Cuando Sevilla fue conquistada, el rey cumplió su promesa. Para aquella virgen levantó la ermita de Valme -derivación del primitivo 'Váleme' del rey-, que hoy sigue en pie aunque con algunas reformas. También le entregó el rey el pendón, que tras la restauración de los Duques de Montpensier, hoy puede contemplarse en la Parroquia de Dos Hermanas.

Localización

Cardenal Bueno Monreal 18. 41013, Sevilla.SEVILLA, España